DÍA A DÍA,  EN EL BLOG

Cuando sientes que no te da tiempo

Tiempo, Óleos, Nieve, Luz, Oscuro, Diseño, Noche
He sido madre trabajadora fuera
de casa a jornada completa, madre trabajadora en casa a jornada completa y
ahora, madre y ama de casa, y en todos los casos ha habido momentos en los que
sentía que “no me daba tiempo”. Y muchas os preguntaréis, cómo es posible que
siendo ama de casa haya tenido ese sentimiento, pues muy fácil, por falta de
organización, falta de previsión y falta de consciencia en el momento presente.
Y es que, en algunas ocasiones, cuanto menos tiempo tenemos, más lo organizamos,
más jugo le sacamos a esos minutos que se nos escapan sin darnos cuenta.
Organización, organización y organización, ésta es una de las
claves para maximizar nuestro tiempo, pero no es la única. 
Debemos empezar por priorizar, ¿qué es lo realmente
importante, urgente o necesario para ti?¿de qué puedes prescindir?¿a qué no
llegas que te genera este sentimiento?, ¿puedes simplificarlo, eliminarlo?¿necesitas
ayuda externa?¿cómo puedes conseguirla?. 
Prioriza en qué quieres invertir tu
tiempo, (tus tareas, recados, favores) y a quién quieres dedicárselo, (tus encuentros
y citas), y no te olvides de tu familia, de tu pareja y de ti misma.
Haz un planning mensual y lleva
una agenda semanal y diaria por escrito. De este modo tendrás una visión global
del tiempo del que dispones, todas tus citas y recados quedarán apuntados y no
andarás de aquí para allá con las constante sensación de haber olvidado algo. Y
ante todo sé realista y sincera
contigo misma. ¿Estas segura de que te apetece dedicarle tu tiempo a eso que
estás apuntando?¿estás segura de que tienes tiempo suficiente para hacer eso
que acabas de anotar?, y lo más importante, ¿te has acordado de apuntar un
ratito para ti?
, repito esta última pregunta ¿te has acordado de apuntar un
ratito para ti? Sí para ti, saca de esa apretada agenda 30 minutos para un
baño, para leer o para tumbarte sin hacer nada, los necesitas, por tu bien y
por el de los demás. 
Cambia las rutinas que sean necesarias para disponer de un ratito para ti al finalizar el día, o quizá al iniciarlo, o mejor aún en ambos momentos. Acuesta pronto a los peques, disfruta de un tiempo para compartir con tu pareja o a solas, descansa y madruga por la mañana. Así enfocarás tu día con más calma.
Agenda, Trabajo, Balance
Ahora que has priorizado y
organizado tu tiempo, sé eficaz. No intentes hacer muchas tareas a la vez o te sumergirás en caos y te perderás en el desorden. Trbaja con consciencia en la tarea que estás llevando a cabo y cambia el chip,
cambia el “tengo que hacer” por el “quiero hacer” y verás cómo cambia la
situación, sí,  ya sé lo que estás
pensando, ¿¿pero cómo voy a pensar “quiero pasar la aspiradora”!! pues sí,
seguro que encuentras el motivo por el que quieres hacerlo, quizá el orden y
limpieza son importantes para ti, y esto te aporta calma y bienestar. Créeme,
este cambio de chip es esencial para trabajar nuestra presencia delante de los
peques, para hacer las tareas con calma y alegría y deshacernos de la prisa y
el mal humor. 
En definitiva, para ser la dueña de tu tiempo, y no al revés.
¿Entonces, eres dueña de tu tiempo?¿El tiempo se te echa encima?¿Te asfixia el reloj? Prueba estos sencillos tips y cuéntame que tal te han ido.
La Undécima Hora, Ante Desastres, Despertador, Reloj

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *